“No hubo hombre en el mundo hasta que en éste existió un jardín”, Nicolás M. Rubió i Tudurí